Usaban un centro de retiro espiritual como guarida

  • Português
  • English
  • Posted on April 21, 2011


    Es una quinta en la localidad de La Reja. La Policía los detuvo tras un fuerte tiroteo.

    Es una quinta en la localidad de La Reja. La Policía los detuvo tras un fuerte tiroteo.

    La quinta tiene un jardín enorme, dos casas modestas y un edificio donde una congregación religiosa llevaba a jóvenes católicos de retiro espiritual. Pero la paz que el lugar disfrutó algún tiempo atrás se alteró en la noche del martes, cuando la Policía irrumpió en el predio mientras varias personas descargaban allí un camión robado pocas horas antes en Capital Federal. Tras un fuerte tiroteo, fueron detenidas cinco personas y se secuestraron el vehículo robado, armas y una decena de autos, de los que al menos dos tenían pedido de captura.

    El hecho ocurrió en una quinta ubicada en la calle Miero al 4000 de La Reja, partido de Moreno. El lugar le pertenece -según contaron vecinos- a la congregación de curas palotinos alemanes. Aparentemente los religiosos organizaban ahí retiros espirituales con alumnos de varios colegios , pero habían dejado de usarlo hace unos años y lo habían puesto en venta. El abogado encargado de la operación sería quien contrató como casero a uno de los hombres que ahora cayeron tras el hallazgo del camión y el tiroteo, este martes.

    La historia había comenzado algunas horas antes y a varios kilómetros de esta zona de casaquintas amplias y calles de tierra.

    El martes a las 19.30, una banda de piratas del asfalto robó un camión Scania -que venía de Mendoza con un cargamento de vinos de la bodega Chandon- en la esquina de Catamarca y Brasil, en Capital. Luego lo llevaron hacia Moreno y lo metieron en la vieja morada de los palotinos, amparados por la oscuridad y la poca cantidad de vecinos en la zona .

    “El camión tenía dos sistemas de rastreo y ellos desconectaron uno con un inhibidor de señal. Pero el otro siguió funcionando y la señal partía del interior de la propiedad”, contó una fuente policial.

    La Policía llegó al lugar a eso de las 22 del martes y vieron a través de la ligustrina el camión robado. Cuando ingresaron al lugar, cinco personas trataron de huir y arrancó un tiroteo fuerte.

    Los vecinos contaron que decenas de autos policiales sin identificación y un helicóptero participaron del operativo. En la madrugada del miércoles la situación ya estaba controlada . La Policía secuestró el camión con la carga de vinos, dos armas cortas, tres escopetas calibre 12.70 y diez autos: dos de ellos con pedido de secuestro en Vicente López y José C. Paz.

    También fueron detenidos el casero y otras cuatro personas, entre ellos un menor de edad.

    Clarín/AC



    Rio Negócios Newsletter

    Cadastre-se e receba mensalmente as principais novidades em seu email

    Quero receber o Newsletter