Una década sin argentinos manejando en la Fórmula 1

  • Português
  • English
  • Posted on April 15, 2011


    El ex piloto de Prost-Ferrari fue el último compatriota en la máxima categoría del automovilismo.

    El ex piloto de Prost-Ferrari fue el último compatriota en la máxima categoría del automovilismo.

    Tan lejos como está Imola de Neuquén, tan distante como se encuentra la Fórmula 1 del TC. Así va quedando aquel 15 de abril de hace una década. Ese día, este Gastón Mazzacane, que hoy en el Autódromo de Neuquén se ilusiona con su flamante Chevrolet de TC, abandonaba en la vuelta 29 del Gran Premio de San Marino de Fórmula 1 por un problema hidráulico en su Prost-Ferrari.

    No fue un abandono más de los 9 que Mazzacane tuvo en 21 Grandes Premios. Fue el adiós de presencias de pilotos argentinos en la F 1 , una situación que diez años después se mira con más nostalgia y bronca que con expectativas de poder cortar.

    “Nunca imaginé que pasarían diez años sin un argentino en la Fórmula 1″ reconoció Gastón en una jornada de Neuquén tan radiante pero algo más ventosa que aquella de hace diez años, de la que como mejor recuerdo atesora “lo bien que anduvo el auto en las pruebas matinales”. Un día antes con su 20° lugar en clasificación había superado a quien ocho años después se convertiría en campeón mundial: Jesson Button, por entonces en Benetton. Eran pequeñas satisfacciones dentro de una panorama de incertidumbre que por problemas financieros y de rendimiento ponían en peligro la continuidad de Gastón en el equipo Prost. “Desde la carrera de Brasil, sabía que cualquiera podía ser la última” evocó Gastón. Esa última fue la de Imola. Y si bien dos días después, Mazzacane probó el Prost en Silverstone, nunca más corrió. “Estaba en París cuando me comunicaron que ya no era piloto del equipo. Lo veía venir” rememora con la teoría de que “si me hubiese quedado en Minardi (corrió todo el 2000) hubiera terminando el año, porque ellos no echaban a nadie”. Sólo teoría.

    “Un desastre”. Así calificó Gastón esta década sin argentinos en la Fórmula 1 pero con muchas ilusiones que por distintos motivos se derrumbaron, algunas como la de Pechito López, cuando estaban muy cerca. “Pechito hizo todo bien pero increíblemente no estaba el equipo” destacó Gastón que como la mayoría no cree que la situación se revierta a la brevedad. Con sumar otros dos años sin compatriotas en F 1 se igualaría el récord de 12 temporadas que hubo desde 1960 hasta 1972.

    “Los pibes que salen del karting o la Renault ya no hablan de ir a correr afuera porque saben que no tienen el respaldo económico para sostener proyectos que necesitan cinco años” explicó Gastón y enseguida sumó otra causa valedera a la ausencia de argentinos en F 1. “Tampoco los chicos tienen convicción de ir y dejar sus afectos. Prefieren quedarse acá en Argentina, donde el camino no es tan largo ni complicado.¿Que haría yo si tuviese 18 años? Intentaría el camino a la Fórmula 1. Estar es algo único e inigualable”. Vaya si lo saben los argentinos que desde hace una década extrañan no sólo las doradas épocas de Fangio, Froilán y Reutemann sino la simple presencia que tuvo Mazzacane.

    Clarín/AC