Reclamos K a Techint: precios más bajos y menos inversiones afuera

  • Português
  • English
  • Posted on April 21, 2011


    Es lo que quiere discutir en Siderar el director propuesto por ANSeS, Axel Kicillof.

    Es lo que quiere discutir en Siderar el director propuesto por ANSeS, Axel Kicillof.

    Los ejecutivos del grupo Techint que cargan con la tarea de resistir el ingreso de Axel Kicillof como representante del Estado en el directorio de Siderar, se cansaron de ver por estas horas, una y otra vez, la grabación de la última emisión dominical de 6,7,8 , el programa de Canal 7 donde domina el discurso oficialista y desde el cual se cuestiona de manera constante el accionar de los que allí se definen como “grupos económicos concentrados”.

    Allí es permanente el ataque a los medios del grupo Clarín, pero esta vez los dardos apuntan al holding que conduce Paolo Rocca, por la negativa de Techint a admitir más directores del Estado.

    Kicillof fue el invitado especial de 6,7,8 de este domingo. Y su testimonio interesa por las ideas que expresó sobre lo que el Gobierno, a través de él si logra convertirse en director de Siderar , quiere discutir en la mesa donde se toman las decisiones de esa empresa.

    ¿Qué fue lo que dijo Kicillof que puso en alerta a Techint? Básicamente fueron estas tres definiciones: “Queremos que una empresa que se dedica a la producción de insumos básicos ponga su mirada en la Argentina, y no tanto en una expansión global financiada con los dividendos que genera acá”.

    “¿Qué más podemos pedir? Precios diferenciales y positivos para la industria argentina . Ellos producen chapas planas, un insumo básico para la industria automotriz. No olvidemos que Siderar se beneficia con el récord de ventas de autos.” “Siderar ha ganado mucha plata. Y no puede ser que suspendan inversiones acá por la crisis global, cuando el Gobierno había lanzado fuertes estímulos para mantener la actividad.

    No reparten dividendos y acumulan ganancias, pero en función de qué intereses? ” Ante esas ideas, las réplicas salieron directamente de Daniel Novegil, presidente de Ternium , la empresa controlante de Siderar.En declaraciones radiales, el martes, Novegil señaló: “Esta persona (por Kicillof), habló de control de precios, de precios diferenciales positivos, que realmente no entiendo qué son, para beneficiar a algunos sectores en perjuicio de otros , y también habló de que impulsaría que la empresa no se expanda internacionalmente ” La pelea está planteada desde el lado del Gobierno, dicen en fuentes oficiales, en torno a los dividendos acumulados y no distribuidos por Siderar– unos $6.500 millones– en momentos en que el grupo Techint anuncia su intención de hacer una fuerte inversión en Brasil para levantar, a un costo de US$ 3.000 millones , a nueva planta para fabricar tubos sin costura, insumo clave de la industria petrolera.

    Tal vez para calmar la inquietud del gobierno argentino , pocas horas después de ese anuncio Siderar le prometió a Cristina Kirchner que tenía la intención de invertir en el mercado local “el 10% de la facturación de Siderar” , aunque nada se oficializó aún. En cuanto al precio de la chapa para automotrices, en el mercado se preguntaban si era adecuado subsidiar el precio a las multinacionales que dominan ese mercado. También si era lógico frenar la expansión global de una empresa argentina.

    Kicillof no solo habló de dirigir inversiones o política de precios de Siderar. También señaló, contemporizador: “Nadie niega que es una empresa de capital privado y nadie habla de estatización” . Y se preguntó: ¿Qué podríamos hacer como Estado en el directorio de Siderar? Nada grave, extraño ni disruptivo.

    Un voto dentro del directorio no es capaz de estatizar la empresa . Queremos tomar recaudos para que Siderar cumpla con las obligaciones legales y jurídicas. Los directores tienen atribuciones para discutir el balance y los sueldos de los directores, temas donde se podría avanzar sin problemas”.

    La pulseada se trasladó a la Justicia, mientras se espera que el Congreso defina la validez o no del DNU que desató la polémica. Hasta que eso suceda, el Gobierno expresó a través de Kicillof sus ideas sobre lo que pretende de la empresa siderúrgica que pertenece al grupo industrial más grande de la Argentina .

    Clarín/AC



    Rio Negócios Newsletter

    Cadastre-se e receba mensalmente as principais novidades em seu email

    Quero receber o Newsletter