Lula salió a defender la lucha contra la inflación de Dilma

  • Português
  • English
  • Posted on April 22, 2011


    El ex presidente brasileño pidió apoyo a las medidas de su sucesora.

    El ex presidente brasileño pidió apoyo a las medidas de su sucesora.

    El ex presidente Lula da Silva pidió ayer a su partido y a los sindicalistas que se mantengan “junto a nuestra presidenta para evitar que vuelva la inflación”.

    El pedido fue en una entrevista exclusiva que concedió al diario paulista ABCD Maior , una publicación vinculada al Sindicato de los Metalúrgicos que presidió a fines de los años 70.

    “Todos nosotros debemos estar (en esa lucha), porque combatir la inflación no es una responsabilidad de Dilma o de Guido Mantega (Ministro de Hacienda)”, pidió el ex presidente.

    Hace dos días el Banco Central (BC) brasileño llevó la tasa de interés a 12% anual . Es lo que el gobierno paga a los tenedores de títulos públicos.

    Esa estrategia es parte del esfuerzo por contener un “recalentamiento” de la economía que ha llevado a un alza de precios a 6,5% , el tope de la banda de inflación establecida por el BC. También con el objetivo de desacelerar la economía el gobierno de Rousseff optó por recortar 50.000 millones de reales (32.000 millones de dólares) del presupuesto federal.

    Lula se reunió en San Pablo el miércoles último con la cúpula del Partido de los Trabajadores (PT) con el objetivo de diseñar un plan de largo aliento que garantice la reelección de Dilma en 2014. En lo inmediato apunta a las elecciones municipales que deben ocurrir dentro de un año y medio: “Será la candidata del PT a la reelección”, sostuvo en la entrevista con ese medio del gran San Pablo.

    ” Ella va a cambiar la cara de Brasil para algo mucho mejor : lanzará su programa de combate a la miseria absoluta donde pasará un peine fino para descubrir cuáles son los pobres que todavía no fueron atendidos”.

    Lula también evaluó que su sucesora “sabe tanto o más que yo el camino que debe ser trillado para terminar con la pobreza”.

    La estrategia diseñada por Lula da Silva en la cita con la dirección nacional de su partido es la de disputar la batalla política por la “nueva clase media” que su gobierno ayudó a formar. Es un terreno donde también aspira a hacer pie el Partido Socialdemócrata brasileño (PSDB) que tiene como líder al ex presidente Fernando Henrique Cardoso.

    Una encuesta difundida por la consultora Datafolha revela que esa flamante clase media (conocida también como clase C) prefieren al PT frente a los demás partidos. En cambio, el PSDB se desempeña mejor entre los brasileños ricos, con un ingreso superior a los 5.400 reales (3.500 dólares). En la primera franja de electores, que ganan entre 1.000 y 1800 dólares, 32% mencionaron al PT como la sigla más admirada. Contra el PSDB conspira otro drama: una crisis peligrosa que puede terminar en fractura y poner en juego la conquista de la intendencia de San Pablo.

    Para Lula, si el PT y sus aliados en el gobierno central consiguen triunfar en la capital paulista estará allanado el camino para la segunda presidencia de Dilma.

    En la entrevista con el diario del ABCD paulista, Lula consideró que el PSDB está en un momento de inflexión que se define por “su fragilidad ideológica”. En su visión “ese partido no tiene un perfil definido. Su desgaste es profundo: cuando Fernando Henrique Cardoso venció en la elección de 1994, ellos proyectaron 20 años de gobierno continuo. Y quien tendrá 20 años para gobernar es el Partido de los Trabajadores”.

    Clarín/AC



    Rio Negócios Newsletter

    Cadastre-se e receba mensalmente as principais novidades em seu email

    Quero receber o Newsletter