Humala, con discurso más moderado y Lula como modelo

  • Português
  • English
  • Posted on April 10, 2011


    Alejado del duro tono de izquierda de 2006, apuesta otra vez a la presidencia. Y es favorito.

    Alejado del duro tono de izquierda de 2006, apuesta otra vez a la presidencia. Y es favorito.

    Irrumpió en la vida política del país a finales de 2000, cuando con un grupo de soldados se levantó contra el régimen del entonces presidente Alberto Fujimori. Líder de la izquierda nacionalista, Ollanta Humala es el segundo de siete hermanos, hijo de Elena Tasso e Isaac Humala Núñez. El padre, un ex dirigente cuasi socialista, ideólogo y fundador del llamado etnocacerismo, le puso a sus hijos nombres incaicos como Pachacutec, Ima Sumac, Cusicollur o Antauro. Según Humala padre, el de Ollanta quiere decir “el guerrero que todo lo mira”.

    El candidato del movimiento “Gana Perú” nació en Lima el 27 de junio de 1962 y comenzó su carrera militar en 1982 cuando entró, al igual que su hermano Antauro, a la Escuela Militar. Un año más tarde fue alumno de la Escuela de las Américas, en los Estados Unidos.

    A comienzos de los años 90, Humala, siendo capitán es destinado a una región del país con fuerte presencia del movimiento guerrillero Sendero Luminoso.

    En la zona de Madre Mía, en 1992 hubo enfrentamientos entre pobladores y militares y años después se denunció que Ollanta había estado involucrado en violaciones a los derechos humanos. Con todo, nada se pudo probar y siguió en la fuerza.

    Tras la caída de Alberto Fujimori en noviembre de 2001, Ollanta fue amnistiado por el Congreso y aún siendo militar estudio Ciencias Políticas en la Universidad Católica. Ya con Alejandro Toledo como presidente fue agregado militar en la embajada peruana ante Francia. En París hizo cursos de pos grado en la Soborna hasta que en 2004 fue pasado a retiro.

    En octubre de 2005 se convirtió en el líder del Partido Nacionalista Peruano, y anunció su candidatura presidencial para las elecciones generales de 2006 . Con un duro discurso de izquierda y apoyado por el presidente de Venezuela Hugo Chávez, logró imponerse en la primera vuelta pero fue derrotado por Alan García en el balotaje.

    Hoy, cinco años después va por la revancha, ahora con un discurso más moderado , con el Brasil de Lula como modelo , pero siempre convencido de que en Perú no hay más espacio para seguir demorando la tan mentada justicia social y la redistribución de la riqueza.

    Clarín/AC



    Rio Negócios Newsletter

    Cadastre-se e receba mensalmente as principais novidades em seu email

    Quero receber o Newsletter