El FMI vuelve a dudar de los datos del INDEC y prevé más desempleo

  • Português
  • English
  • Posted on April 12, 2011


    El organismo aclaró que hay divergencias entre la estadística oficial y los privados.

    El pedido de asistencia técnica no alcanzó . El Fondo Monetario Internacional volvió a marcar ayer diferencias con las cifras de inflación que difunde el INDEC. Pero hubo más. El director del departamento de Investigaciones del FMI, Joerg Decressin, recomendó la implementación de políticas “menos prociclícas” de lo que son ahora y hasta consideró que el desempleo -un índice que el Gobierno exhibe como un logro- es “bastante alto”. En el organismo estimaron que la cantidad de personas sin trabajo subirá del 7,7% que había en 2010 al 9% este año.

    Aunque se venía augurando que el Fondo busca una mejor relación con la Argentina y habría menos declaraciones que pudieran generar conflicto, los técnicos del organismo manifestaron sus desacuerdos , tanto por escrito como verbalmente.

    Al difundir el informe sobre la economía mundial, consignó que la Argentina estima una inflación del 10,2% para este año. Pero, como en años anteriores, hubo una nota aclaratoria al pie: “Los analistas privados estiman que los precios al consumidor y la inflación son considerablemente más altos que las estimaciones oficiales desde 2007″.

    Enseguida aclara que las “autoridades argentinas” solicitaron la colaboración del FMI para elaborar un nuevo índice de precios nacional, que reemplazaría al IPC de Capital y GBA. Y el FMI está “dando asistencia técnica en este esfuerzo”, precisó el texto.

    La disputa sobre las cifras también comprende al crecimiento económico. El Gobierno lo estimó en 9,2% en 2010. “Los analistas privados también tienen la visión de que el crecimiento real del PBI fue significativamente inferior al estimado oficialmente en 2008 y 2009, aunque la discrepancia entre privados y estimaciones oficiales de crecimiento se acercó en 2010″. En 2008, la Argentina comunicó un crecimiento del 6,8%, mientras que en 2009 – un año de recesión mundial donde hasta Brasil admitió que su economía se contrajo un poco- el Indec sostuvo que se creció un 0,9%.

    La Argentina mejoró sus cifras con respecto a las previsiones que había hecho el Fondo en octubre de 2010. Consultado al respecto, Decressin relativizó que sea un logro de las políticas oficiales , sino que lo consideró como derivación de la recuperación de Brasil y Chile. “Estamos presenciando una recuperación más fuerte de lo previsto en Argentina en parte gracias a la excelente demanda en la región, incluido Brasil. Esa demanda regional a su vez es impulsada por los precios de las materias primas en el mundo y la entrada masiva de capitales a América latina. Todo ello está impactando a esos países que rodean a los importadores de capital (como Brasil), por eso se observa un mayor crecimiento en Argentina”, explicó.

    Pero allí vino la sorpresa. El especialista del FMI puso el dedo en la llaga sobre el desempleo, un tema del que el Gobierno se ufana de haber hecho bien su tarea. Para el INDEC, fue de 7,7% en 2010, pero el FMI estima que llegará al 9% este año. Según Decressin, el crecimiento económico es bueno para la economía y “ayudará a bajar el desempleo, que todavía es bastante alto”. Según el FMI, sólo Colombia tendrá un desempleo más alto que la Argentina entre los países sudamericanos y México.

    Al igual que en el alza del precio de los comodities de 2008 (cuando el valor de los cereales que exporta el país estaba por las nubes) llegó la recomendación de tener una mirada de mediano plazo. Eso sería a través de la conformación de algún fondo anticíclico, como los implementados por Brasil y Chile, que juntaron reservas para poder afrontar una situación externa desfavorable, como fue la de la recesión de 2009, y no salir tan complicados en el intento.

    “Creemos que las políticas en Argentina necesitarían convertirse en algo menos procíclicas de lo que son ahora, para reconstruir el espacio político de cara al futuro. Si eso sucede, la economía estará en buena forma en caso de que haya que enfrentar nuevos shocks (externos), precisó Decressin.

    Fuera del grabador, otros funcionarios del Fondo apuntaron que Argentina está estimulando la demanda y el consumo, cuando podría ahorrar. Como sus principales productos tienen un alto precio internacional, la recomendación es guardar recursos para épocas en que las vacas no sean tan gordas. Parece improbable que el Gobierno se dedique a una tarea como ésta en un año electoral.

    Clarín/AC



    Rio Negócios Newsletter

    Cadastre-se e receba mensalmente as principais novidades em seu email

    Quero receber o Newsletter