Aumentó el robo de ruedas por trabas a las importaciones

  • Português
  • English
  • Posted on April 9, 2011


    Como las nuevas escasean, crece el mercado negro. Según la principal aseguradora, subió 31% en enero y 26% en febrero, en relación a iguales meses del año pasado. Las restricciones rigen desde marzo de 2010, año en que hubo al menos 15.000 denuncias. Como las nuevas escasean, crece el mercado negro. Según la principal aseguradora, subió 31% en enero y 26% en febrero, en relación a iguales meses del año pasado. Las restricciones rigen desde marzo de 2010, año en que hubo al menos 15.000 denuncias.

    a mujer salió apurada del hospital de Quilmes, adonde estaba internada su mamá, y se subió corriendo a su coche para ir a buscar a sus hijos a la escuela. Pero cuando quiso arrancar se encontró con una sorpresa: le habían robado dos ruedas del auto.

    Ella no lo sabía, pero las leyes de mercado influyen también en los negocios ilegales. Por eso no es extraño que el nuevo fenómeno en el mundo del delito sea que cada vez se roben más cubiertas y llantas de autos, como consecuencia directa de las trabas a la importación que hay desde marzo de 2010.

    El dato fue confirmado a Clarín por fuentes policiales, de las compañías de seguros, de las autopartistas, los importadores, las casas de repuestos de autos y las gomerías, entre otras.

    Según datos de la principal aseguradora del mercado, el robo de neumáticos y llantas aumentó un 31 por ciento en enero de éste año con respecto al mismo mes de 2010. En febrero de 2011, en tanto, la suba fue de un 26 por ciento, también en relación con el mismo mes del año pasado.

    “Durante 2010 nuestros clientes denunciaron más de 15.000 neumáticos y llantas robadas. Todo indica que este año vamos a superar ampliamente esa cifra por dos razones: porque creció el parque automotor y porque aumentaron los robos”, explicó a Clarín un gerente de la principal aseguradora del mercado, que pidió no ser identificado (ver Temores …).

    En las gomerías señalaron que las ruedas más robadas son las del Peugeot 307 y las del Volkswagen Bora, seguidas por las del Citroën C4, el Citroën C3 y el Honda Fit. El hecho de que sean el blanco más habitual las hace también las más difíciles de conseguir nuevas para su reposición.

    En esto incide otro factor: el 80% de los autos que se fabrican en la Argentina se arma con partes que vienen de otros países, principalmente de Brasil y México.

    “Las piezas importadas de los coches (entre ellos, las gomas y llantas) entraban al país automáticamente sin problema y el valor era siempre el mismo. Pero hace un año se trabaron las importaciones y desde entonces el trámite es más engorroso. Ahora, la entrega de un accesorio puede llegar a tardar hasta un año”, aseguraron los importadores consultados.

    Según las empresas que abastecen de autopartes a las compañías de seguros, cuando alguna medida traba el ingreso de repuestos importados sube de inmediato el robo de esos artículos. Esto mismo, indicaron, está pasando ahora con las ruedas de los coches. En particular, con los de alta gama.

    “Trabaron la importación supuestamente con la idea de que surjan empresas que empiecen a fabricar repuestos en el país. Pero lo único que lograron es que aumenten los precios de los productos importados, como las llantas y las gomas, y por ende crearon un mercado negro brutal que hace que haya más robos”, explicó indignado un importador.

    Fuentes policiales reconocieron que se nota en la calle un aumento de estos robos y admitieron que son fáciles de cometer y tienen alta rentabilidad (una rueda armada de Mercedes Benz puede costar hasta 9.000 pesos). Pero aclararon que las aseguradoras no les piden denuncia policial a sus clientes.

    La falta de ruedas en las gomerías hizo también que aumentaran los precios en el mercado negro. El jueves Clarín recorrió la avenida Warnes y estuvo en varios locales donde ofrecían llantas “usadas” a un alto precio. Por ejemplo, vendían la del Bora por 1.200 pesos (comprando las cuatro). Nueva cuesta 1.880.

    En Warnes, muchas gomerías exhiben sólo llantas nuevas. Pero cuando un cliente pregunta por “usadas”, el vendedor se comunica por handy con alguien que le confirman si tiene en stock lo buscado. Si la compra se concreta, a los 15 minutos aparece una camioneta con el producto adquirido.

    “Antes, en casi todas las compañías de seguros cuando a un cliente le robaban una rueda le daban una orden para que fuera a reponerla a una gomería. Pero como ahora no hay llantas, les piden a sus clientes que las compren ellos y luego les reintegran el valor. Si ésto sigue así va a pasar lo mismo que con los estéreos: las compañías dejaron de cubrirlos”, afirmó el vocero de una aseguradora.

    Para colmo de males, los robos son fáciles de cometer. “Los ladrones trabajan con tres hombres porque es algo rápido y sencillo, En menos de tres minutos, va uno de ellos (por lo general, menor de edad) y saca las tuercas. Luego pasan otros dos, pero mayores, y se llevan las ruedas”, señaló un hombre de la Policía Bonaerense.

    Las tradicionales tuercas anti-robo ya no son un obstáculo. En las aseguradoras y las casas de repuestos dijeron que tuvieron que cambiar ese sistema de seguridad porque los ladrones inventaron una herramienta para sacarlas.

    Clarín/AC



    Rio Negócios Newsletter

    Cadastre-se e receba mensalmente as principais novidades em seu email

    Quero receber o Newsletter